Dónde ver decenas de cañones alemanes de la II Guerra Mundial arrojados desde un acantilado

Descripción: En la isla atlántica de Jersey, las piezas de artillería que defendían la fortificación fueron tiradas tras acabar el conflicto.

Banco de noticias de actualidad sobre la Segunda Guerra Mundial

Moderador: abhang

Responder
Avatar de Usuario
Bertram
General of the Army
General of the Army
Mensajes: 11248
Registrado: 31 08 2007 09:42
País 2GM: Reino Unido
Zona/Región: Norte de África
Ubicación: España
Contactar:

Dónde ver decenas de cañones alemanes de la II Guerra Mundial arrojados desde un acantilado

Mensaje por Bertram » 27 12 2022 06:19

En la isla atlántica de Jersey, único territorio británico que los nazis invadieron, las piezas de artillería que defendían la fortificación fueron tiradas tras acabar el conflicto

Algunos de los cañones arrojados al acantilado FOTO JERSEY BUNKER TOURSAlgunos de los cañones arrojados al acantilado FOTO: JERSEY BUNKER TOURS

Durante la II Guerra Mundial, una de las principales obsesiones de Adolf Hitler fue la invasión de Reino Unido, algo que no consiguió. Sin embargo, sí que sus soldados lograron poner sus pies en suelo británico en Europa, aunque fuese en las conocidas como Islas del Canal, en el Océano Atlántico entre Francia y Gran Bretaña.

Este grupo de islas, del que Jersey es la más grande, está ubicado en el Golfo de St-Malo, a 160 kilómetros del sur de Inglaterra y a 22 de Normandía (Francia.) Son dependencias de la Corona Británica, no son colonias, y como tales, tienen gobierno y moneda propios. Tras el comienzo de la II Guerra Mundial, los isleños creyeron que estaban a salvo del conflicto pero el 11 de junio de 1940, como parte del esfuerzo bélico británico en la Batalla de Francia, una salida aérea de largo alcance de la RAF llevada a cabo por 36 bombarderos Whitley contra las ciudades italianas de Turín y Génova partió de pequeños aeródromos en Jersey y Guernsey, como parte de la Operation Haddock.

El 15 de junio, después de la derrota aliada en la Batalla de Francia, el gobierno británico decidió que las islas del Canal, situadas a tan solo 50 kilómetros de la recién ocupada Francia y a más de 120 kilómetros de Gran Bretaña, eran indefendibles, y así se lo hizo saber a los residentes locales. Así, a pesar de la desgana de Winston Churchill, el gobierno británico cedió la posesión más antigua de la Corona «sin disparar un solo tiro». Las islas del Canal de la Mancha no sirvieron a ningún otro propósito para los alemanes que no fuera el valor propagandístico de haber ocupado territorio británico.

Las últimas tropas británicas abandonaron las islas el 20 de junio, partiendo tan rápido que en el castillo Cornet se dejaron ropa de cama y comidas a medio consumir. El 28 d ejunio de 1940 aviones de la Luftwaffe bombardearon Guernsey y Jersey y el 30 desembarcaron las tropas alemanas y tomaron el control de las islas. Las fuerzas alemanas consolidaron rápidamente sus posiciones. Trajeron infantería, establecieron comunicaciones y defensas antiaéreas, construyeron un gran número de defensas en las costas de las islas, establecieron un servicio aéreo con la Francia continental ocupada y un elaborado sistema de vigilancia de barcos y aviones británicos.

Como parte del Muro Atlántico, entre 1940 y 1945 las fuerzas de ocupación alemanas y la Organización Todt construyeron fortificaciones, carreteras y otras instalaciones en las islas del Canal. En una carta del Oberbefehlshaber West fechada el 16 de junio de 1941, el refuerzo de las islas se llevaría a cabo por orden de Hitler, ya que un ataque aliado «debe tenerse en cuenta» en el verano de 1941.

Las islas del Canal se encontraban entre las secciones más fuertemente fortificadas del Muro atlántico, en particular Alderney, que es la más cercana a Francia. El 20 de octubre de 1941, Hitler firmó una directiva, en contra del consejo del Comandante en Jefe del Grupo de Ejércitos D, al mando del teatro de operaciones occidental, Erwin von Witzleben, para convertir las islas del Canal en una «fortaleza inexpugnable». En el transcurso de 1942, una doceava parte de todos los recursos destinados a la totalidad del muro atlántico se dedicaron a la fortificación de las islas del Canal.

Hitler había decretado que el 10% del acero y el hormigón destinados para la construcción del Muro del Atlántico fueran a las islas. A menudo se dice que las islas del Canal estaban mejor defendidas que las playas de Normandía. Para 1944, solo con la excavación de túneles, se habían extraído en total unos 244 metros cúbicos de roca de Guernsey, Jersey y Alderney (la mayoría de Jersey).

Al acabar la guerra, los aliados encontraron un total de 415 cañones alemanes de varios calibres en Jersey, lo que da idea del nivel de fortificación de la isla, teniendo en cuenta que apenas tiene 116 kilómetros cuadrados. La mayoría eran cañones antiaéreos de pequeño calibre, pero también decenas de piezas de artillería costera.

El Cuerpo de Artillería del Ejército Británico se dedicó a desmantelar los cañones en los primeros meses posteriores al fin del conflicto eu Europa y, como tampoco tenían muy claro qué hacer con ellos, decidieron arrojar 45 cañones pesados sobre el acantilado de Les Landes , en el extremo noroeste de la isla. Una solución sorprendente. Los cañones permanecieron en este lugar casi medio siglo hasta que en la década de 1990 fueron recuperados siete de ellos, que ahora se exhiben en Jersey y Guernsey. El resto siguen en Les Landes, un lugar hoy conocido por los lugareños como el “Cementerio de los Cañones” y que se ha convertido en una atracción turística.

Según la web Jersey Bunker Tours, que se dedica a organizar visitas por la zona para ver el lugar, “en 1946, después de que el ejército británico desmantelara las baterías de armas alemanas de la Segunda Guerra Mundial en Jersey, estas armas fueron arrojadas desde los acantilados de Les Landes”.


Se pueden ver las siguientes piezas:

Batería Haesler, 4 cañones de campaña K18 de 15 cm
Batería Schiefflen, 4 cañones de campaña K18 de 15 cm
Batería Mackensen, 3 obuses Morser 18 de 21 cm
Batería Lothringen, 4 cañones de 15 cm Skl/45 Shipsr
Batería Roon, 4 cañones de campaña K532 (f) de 22 cm
Batterie Moltke, 4 cañones de campaña K 418 (f)de 15,5 cm
Batterie Ludendorff, 3 obuses Morser 18 de 21 cm
Batterie Hindenburg, 3 obuses Morser 18 de 21 cm.

“Muchas de las armas todavía se pueden ver hoy en día, pero por favor no las visite sin un guía experto ya que el riesgo de resultar herido o de caer y morir es muy alto”, explican.


Fuente: LA RAZÓN
Distinguished Service (1) Mannerheim-risti (1) British Flying Cross (1) Navy Medal of Honor (1) United States Medal of Freedom (1) Orden Trudovogo Krasnogo Znameni (6) Order Wojskowy Virtuti Militari (1) Medal of Honor (1) Victoria Cross (1) Légion d'Honneur (1) Ritterkreuz mit Eichenlaub, Schwertern und Brillianten (1) Pour le mèrite (1) Laureada de San Fernando (1) George Cross (1)

Responder